Silvícola: El boro en la producción silvícola

Silvícola: El boro en la producción silvícola

La deficiencia de boro es la limitación de micronutrientes3 más común en las plantaciones forestales. Se produce en muchos países, particularmente, en plantaciones exóticas de eucaliptos y pinos, pero también en plantaciones y poblaciones naturales de especies nativas en suelos alterados por fertilización de macronutrientes, encalado, incendios o erosión.

Síntomas de deficiencia

Los síntomas de deficiencia, por lo general, son característicos, pero se pueden confundir con concentraciones foliares variables, apariciones erráticas y posibles cambios climáticos. Los síntomas de deficiencia de boro3 en los pinos varían según la especie y pueden aparecer claramente de manera estacional y, a menudo, son inducidos por el estrés ambiental. El crecimiento en primavera de las yemas no afectadas parece normal, pero es recién a mediados del verano o después que los brotes apicales muestran síntomas claramente reconocibles. Los suministros limitados o, incluso, las interrupciones breves (como las provocadas por la sequía) en la absorción de boro pueden provocar daños irreversibles en los brotes que crecen rápidamente. Por lo general, el resultado es un brote guía dividido.

El Pinus sylvestris (una especie uninodal) exhibe abundante resinosis y diversas alteraciones de la dominancia apical, como primeras evidencias externas de deficiencia de boro. Es probable que la yema terminal sea pequeña y deforme, que tenga un retraso en la expansión, o que esté muerta. Las yemas laterales adyacentes pueden o no estar afectadas de manera similar. Como ocurre en otras especies de pinos, se produce el engrosamiento, el agrietamiento, la flexión o la muerte del brote guía, y también el oscurecimiento y la formación de cavidades en la médula. Las acículas que están cerca de las puntas afectadas, por lo general, son cortas y deformes, y de color verde oscuro o descoloridas.

Otros síntomas que se advirtieron en diversas especies:
Pinus stobus y Pinus sylvestris: muerte regresiva de los puntos de crecimiento apicales. Las puntas de las acículas primarias adoptan un color amarillo/naranja claro y tienen bordes marrón claro.
  • Pinus stobus y Pinus sylvestris: muerte regresiva de los puntos de crecimiento apicales. Las puntas de las acículas primarias adoptan un color amarillo/naranja claro y tienen bordes marrón claro.
  • Pinus sylvestris: las plántulas son pequeñas y tienen raíces gruesas, suculentas y algo frágiles. Las yemas, que son pequeñas, permanecen moribundas y las acículas jóvenes, cloróticas. Es común que haya malformación de las acículas.
  • Pinus radiata: muerte regresiva de los brotes y ápices, malformación y copas muertas, extremos de la raíz de color marrón con amplio desarrollo de corteza en la superficie. El punto de crecimiento del brote de la plántula a la cual no se le suministró boro murió después de cinco meses.
  • Thuja plicata: el brote en crecimiento se marchita rápidamente y las acículas de los brotes jóvenes se ponen de color bronce.
  • Pinus patuls, P. khasya y, a menudo, P. caribaea hondurensis: los brotes apicales se encorvaron mucho, pero, además de eso, estuvieron sanos, con follaje normal y sin resinosis.
  • Pinus elliottii: síntomas de resinosis, muerte de la yema y muerte regresiva del ápice. Generalmente, se producen malformaciones de las acículas antes que otros síntomas externos.

El boro y la fisiología de los árboles

El boro es un nutriente relativamente inmóvil dentro de las plantas. A diferencia de muchos otros nutrientes (por ejemplo, el nitrógeno y el magnesio), no se redistribuye en los puntos de crecimiento mediante ciclos internos. La absorción actual a través de las raíces parece determinar las concentraciones que se incorporan en los brotes y en el follaje, a medida que se forman.

La fertilización con boro2 aumenta el contenido total de carbohidratos de las raíces micorrizadas. La fertilización foliar + fertilización del suelo produjo un aumento del 24 % de carbohidratos totales en las raíces micorrizadas, mientras que la fertilización foliar sola redujo el contenido total de carbohidratos.

Se observaron aumentos significativos en los azúcares en respuesta a la fertilización con boro en plantas tanto ectomicorrizas como no micorrizadas. La baja disponibilidad de boro limita el crecimiento de las raíces, y la deficiencia afecta la simbiosis micorrízica más que las raíces finas solamente.

En las hojas, puede haber un ligero patrón de mosaico de clorosis en las áreas entre las nervaduras y manchas marrón rojizas entre las nervaduras y en los márgenes. Las raíces, probablemente, se mantengan cortas, se engrosen e hinchen en los nudos, y se abran de forma longitudinal.

¿A dónde es más común la deficiencia de boro?

La deficiencia de boro fue más común en los siguientes: suelos de rocas ígneas ácidas y sedimentos de agua dulce; suelos ácidos en los cuales se lixivió el contenido original; arenas con poco limo, arcillas o micas, suelos humíferos y turbas ácidos; y suelos con cal libre, incluidos algunos suelos ácidos después de un encalado intenso3.

Las manifestaciones evidentes de deficiencia de boro o menor contenido de boro en las hojas se pueden inducir mediante la adición de macronutrientes3. El encalado y la fertilización4 con N pueden provocar una deficiencia de boro severa. Es probable que el encalado afecte la absorción de boro, mientras que la fertilización con N genera una dilución debido al mayor crecimiento.

Los estreses ambientales, especialmente, la sequía, a menudo, inducen6 o intensifican la deficiencia de boro en los sitios con una deficiencia ligera. Si bien los árboles, por lo general, se recuperan con el regreso de las precipitaciones normales, la incidencia de varios brotes guía en los grupos afectados puede ser alta, y esto reduce su valor económico. Se observó que las aplicaciones de boro previenen la muerte regresiva, incluso cuando hubo años de sequía después de la aplicación de boro.

Pruebas de suelo y análisis de plantas

Las pruebas del suelo son muy útiles para determinar el pH y los niveles de nutrientes suficientes antes de la plantación, pero se necesita una muestra foliar5 para determinar qué tan bien el árbol utiliza los nutrientes del suelo. La recomendación de la Universidad Estatal de Carolina del Norte es tomar muestras al finalizar cada flujo de crecimiento cuando los brotes dejaron de crecer y las acículas se elongaron completamente.

Los estudios realizados en Austrialia6 con boro soluble en agua caliente en los horizontes de 0 a 10 cm y en los de 10 a 20 cm de 0,29 y 0,19 ppm produjeron síntomas de deficiencia de boro severa en las plántulas de P. radiata. Los valores de la prueba de suelo no siempre tienen una buena correlación con los valores del tejido vegetal.

DESCARGAR EL PDF PARA CONSULTAR LA TABLA

Recomendaciones de boro para silvicultura

Las deficiencias de boro en los árboles de Navidad (Fraser Fir)1 se trataron con aplicaciones foliares de Solubor® (450 g cada 378 l) o pulverizaciones de Solubor (1,4 a 2,3 kg por acre) aplicadas en el suelo. No se deben superar los 113 gramos de boro cada 378 litros para la aplicación foliar en los árboles de Navidad. Las aplicaciones de 2,27 kg de boro/acre resultaron adecuadas para solucionar la deficiencia de boro en P. radiata en condiciones de sequía6.

Referencias

  1. NC State University Christmas Tree Newsletter, mayo/junio 1998
  2. Boron fertilization and carbohydrate relations in mycorrhizal and nonmycorrhizal shortleaf pine. Asmare Atalay et. al. 1988. Tree Physiology 4, 275-280.
  3. Boron deficiency and excess in forest trees: A review. Earl L. Stone. Forest Ecology and Management 37 (1990) 49-75.
  4. Reliability of Foliar Analyses of Norway Spruce Stands in a Nordic Gradient. Braekke and Salih. Silva Fennica 36 (2) p. 489-504 (2002)
  5. Evaluating Christmas Tree Fertility. David J. Moorhead. 1996. Georgia Christmas Tree Association Tree Talk 10(2):14-23.
  6. Boron deficiency in Pinus radiata D. Don and the effect of applied boron on height growth and nutrient uptake. Plant and Soil 79:,295-298 (1984)
  7. Nutritional aspects of distorted growth in immature forest stands of southwestern coastal British Columbia. Carter and Scagel Can J. For., 16, #1, 36-41 (1986)
  8. Targeted Micronutrient Applications for Fraser Fir Christmas Trees. Jeffrey H. Owen. Jun 1998 Christmas Tree Newsletter. NC State University.
  9. New Zealand Forest Research Bulletin No. 97 (Will, 1985)
  10. Forest Regeneration Manual. Mary L. Duryea and Phillips M. Dougherty. Kluwer Academic Publishers. ISBN 0-7923-0959-6.

Descargar observaciones sobre agronomía



U.S. Borax, parte de Rio Tinto, es líder global en el suministro y ciencia de los boratos, minerales que contienen boro y otros elementos que se forman naturalmente. Somos un equipo de 1000 personas con más de 1700 unidades en todo el mundo sirviendo a más de 500 clientes. Suplimos el 30 % de la demanda mundial de boratos refinados desde nuestra mina e instalaciones de refinamiento y proceso de alta tecnología ubicados en Boron, California, aproximadamente 160 kilómetros al este de Los Ángeles. Más información sobre Rio Tinto »

© 2020 Rio Tinto. Todos los derechos reservados.